Herramientas para el equilibrio

Plantas, Rituales y Zodiaco

Desde el aspecto Astrológico estamos en este planeta para evolucionar, para cumplir una misión, para lograr unos objetivos, sea nuestra existencia humana corta o larga, tenemos una misión y una evolución que hacer, resolver Karmas y brillar, para esto la vida nos ha dado herramientas, en el reino mineral las gemas y cristales,  en el reino vegetal  las plantas, con las que podemos meditar, cambiar y recargar energía, además de muchos otros aspectos en el camino que harán que descubramos de manera consciente nuestro ser para llegar a SER.

Desde tiempos antiguos los pueblos con organizaciones feudal-estatal como los Incas, los Aztecas y muy posiblemente los Mayas tenían separadas las funciones sacerdotales  de las médicas, aparece entre los Aztecas la medicina Teúrgica y como resultado de la observación astronómica, la medicina astrológica, se escogía así el candidato Chamán, que con hierbas y raíces crudas, con palos o palabras muy reversadas aliviaban el dolor, sacaban el mal humor y sacaban los espíritus.

Estas prácticas han sobrevivido a través del tiempo y subsisten hoy en día en algunas tribus: hay dos calidades de médico indígena: el yerbatero (el hombre-medicina) que cura utilizando hierbas,  y el curandero mágico o jaibaná (el verdadero hombre) que cura con el canto por su inter mediación con los jais, que no son otra cosa que el alma o esencia de todo, ya sea viviente, mineral o vegetal, asociando productos a sus prácticas.

También tenemos de ejemplo los Griegos y Egipcios quienes recogían flores o hierbas en determinado momento del ciclo Lunar, o bajo ciertas estrellas, y era una práctica más antigua que la Astrología, pero también fue asimilada, y cada uno de los planetas y signos zodiacales abarcó su propia flor o planta, o varias, puesto que había muchas más plantas útiles que signos y planetas, quienes hacían las listas no siempre sabían qué estaban haciendo o siquiera qué plantas estaban clasificando.

Hay una gran cantidad de listas, todas muy diferentes no solo en cuanto a las plantas que se mencionan sino a la totalidad de la información, algunas son simples nombres y otras dan razones médicas para justificar sus elecciones, aunque estas no parecen guardar más que una relación casual con las partes del cuerpo regidas por los signos o planetas a los que se vincula, y en ocasiones el nexo es mágico.

El célebre alquimista, médico y astrólogo Paracelso (S. XV),  se ocupó en su tratado de Botánica oculta de recoger las propiedades mágicas de las plantas, su naturaleza, recolección y tratamiento, para él toda la magia del reino vegetal residía en el conocimiento de los espíritus de las plantas con poder para producir curas y visiones; ya en nuestra época Scott Douglas (SXX) escritor y practicante de la magia natural y de wicca, también dedicó su atención a la magia del reino vegetal en su “Enciclopedia de hierbas mágicas”.

No sorprende entonces que las hierbas y plantas de todo tipo, tengan tantas aplicaciones durante tanto tiempo y que su uso en rituales de limpieza y protección haya llegado hasta nuestros tiempos

Salvia, albahaca, tomillo, romero, lavanda, laurel y ruda son algunas de las hierbas mediterráneas de uso más común y que cualquiera puede cultivar para después hacer uso de ella

Tomillo, lavanda y laurel: protectoras y purificadoras

El tomillo quemado o como incienso se utiliza para la purificación de espacios  y se cree que atrae la buena salud.  También se puede añadir al agua de baño con el mismo fin de limpieza y purificación, otorga valor y fuerza de voluntad y es una buena defensa contra la negatividad. Se dice que colocando unas hojas secas de tomillo debajo de la almohada se consigue ahuyentar las pesadillas.

La lavanda, el perfume clásico por excelencia, tiene también un gran poder limpiador de energías negativas, por lo que se utiliza frecuentemente para sanar el hogar, armonizando y equilibrando los ambientes y levantando el ánimo de las personas que están en ellos. También se usa para la sanación y limpieza espiritual, para reducir el estrés y la ansiedad y para abrirse a una conciencia superior. Atrae el éxito y el amor y llevada encima sirve como amuleto contra las desgracias y ayuda contra los miedos.

El laurel, asociado con la inmortalidad, se considera protector y purificador de ambientes, ahuyenta el mal y las energías negativas. Consagrado a Apolo, el laurel se empleaba en la antigua Grecia para la práctica de la dafnomancia, un arte adivinatorio basado en el crepitar y en la forma que adoptaban sus hojas al ser arrojadas al fuego. Llevar una hoja seca encima aporta suerte, fortuna y clarividencia para resolver los problemas. Se dice también que protege del rayo si se coloca en las ventanas.

Romero y albahaca para el amor y la memoria

El romero, al igual que el tomillo, se puede utilizar para limpiezas energéticas, tanto de lugares en forma de incienso, como de personas, en forma de baño.
Sin embargo, su poder principal es el de ayudar a encontrar el amor y, llevada encima se cree que aporta amor y felicidad, salud y suerte. También se relaciona con los recuerdos y se cree que olerlo habitualmente conserva la memoria y la juventud. Se dice también que colocar o plantar romero en la puerta de entrada aleja a los ladrones y que su cultivo atrae a los gnomos.

La albahaca se usa en rituales de amor y de protección, añadiéndola a los inciensos y llenando saquitos de tela con sus hojas. Sirve para reconciliar a los enamorados después de una pelea y su perfume atrae la atención y la pasión amorosa. Se cree también que la albahaca fresca o macerada en agua 3 días y luego rociada por los rincones, atrae la buena fortuna y la suerte en los negocios y en las casas.

Ruda y Salvia para atraer la buena suerte y alejar la mala 

La ruda protege a las personas y a los lugares de las influencias negativas, del mal de ojo y las brujerías y maleficios. Se cree que una ramita de ruda llevada encima preserva de todo embrujamiento, aleja la mala suerte y evita los sustos. Además, protege de los ataques de los enemigos y de la envidia y sus nocivos efectos. Para proteger el hogar se puede salpicar con una rama de ruda mojada en agua y sal las habitaciones de la casa, mientras que atada con una cinta roja y colocada encima de la puerta de entrada evitará que entren energías negativas. También se dice que devuelve cualquier hechizo negativo a su emisor si se frotan sus flores contra el suelo.

La Salvia sirve para superar dificultades y solucionar problemas; además potencia las cualidades de las otras hierbas empleadas en rituales. Se utiliza para atraer la suerte, la fortuna y el dinero, y su humo, quemándola como incienso, elimina la energía negativa de espacios y personas. Se usa también en rituales de curación y aleja enfermedades y accidentes y se dice que cultivarla y cuidarla con amor alarga la vida.

El reino vegetal nos es útil de manera integral en nuestra evolución consciente, siempre que hagamos buen uso de él, que deseemos mantener nuestra energía limpia y nuestro ambiente sano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *