Herramientas para el equilibrio

Cristales y Gemas

 

Los cristales y las gemas son otra poderosa, interesante y asombrosa herramienta para lograr nuestro equilibrio energético, ellas hacen parte del reino mineral, que según los maestros y antiguas culturas y chamanes es el primer contacto que tiene nuestra conciencia para evolucionar y asistirnos en nuestro despertar ancestral: el reino mineral, debido a eso se crean las ceremonias para fines sagrados y espirituales y han sido consagrados para pasar con mayor fluidez a otro plano de conciencia superior.

La gran diferencia entre cristales y gemas es su proceso de formación, las gemas pueden presentarse como cristales pero los cristales nunca como gemas, no todas las gemas son minerales, algunas son rocas y otras son resinas vegetales fosilizadas y son llamadas piedras semipreciosas o preciosas; un cristal es un cuerpo sólido con una forma geométrica definida producto de enormes presiones y calor bajo la tierra, algunos extendidos en capas y otros gotearon hasta llegar a ser, y todo esto afecta sus propiedades y su manera de funcionar, tomen la forma que tomen, su estructura cristalina puede absorber, conservar, enfocar y emitir energía.

En el corazón del cristal está el átomo y sus electrones y protones, el átomo es dinámico y está compuesto por una serie de partículas que rotan alrededor del centro en movimiento constante; de modo que, aunque externamente el cristal puede parecer inmóvil, en realidad es una masa molecular viva que vibra a cierta frecuencia, esto es lo que da su energía y su inteligencia.

Los Chinos y otras culturas los han utilizado por miles de años, y los denominan “piedra viva” porque perciben su comportamiento vibratorio energético, al colocarlo en la palma de la mano sus vibraciones cambian entrando en armonía con la persona que lo sostiene, esto significa que se produce un intercambio de energía entre el cristal y el portador, estimulando la intuición, las percepciones y la energía para el fin por el cual sea activado.

En la elección se debe sentir vivo, hay un cristal especial para cada persona y cada fin para el que se desea, es así como los maestros afirman que “nosotros no elegimos el cristal, es él quien nos elige a nosotros” y “tan pronto comienza la interacción con el cristal, ya le entregó, le cedió el acceso a su fuente de energía, le ha dado parte de su alma, esto es así porque en el cristal están contenidas su energía y la propia del cristal”, si otra persona
tocara el cristal, se rompe esa comunicación y debe ser de nuevo programado.

Además los cristales están compuestos de los cuatro elementos: Fuego, Tierra, Agua y Aire y debemos aprovechar esto para nuestro beneficio, estos cuatro elementos hacen parte de nuestro Mandala Zodiacal, y cada signo pertenece a uno de ellos.

Para las antiguas culturas, Egipcia, Celta y Amerindia y los Chamanes, entre otros, el uso de los cristales era algo familiar, pues no solamente descubrieron las propiedades de cada cristal para la curación de diferentes estados de desequilibrio del ser humano, sino, dependiendo de cada persona y su fecha de nacimiento, sabían cuál gema, cuarzo o cristal era el más indicado para su uso astrológico; el color es luz vibrando a determinada
frecuencia, esta se mide en angstrom, y tiene propiedades que afectan al ser humano físico, emocional, espiritual y mentalmente así como las figuras geométricas en que ellos se presentan.

Los cristales como las velas se pueden escoger tanto de acuerdo al signo zodiacal, como a la energía que se quiera activar en un momento determinado

Gemas y cristales por signos:

  • Aries: rubí, diamante, amatista, agua marina, aventurina, cornalina, citrino, jaspe, granate, turmalina rosa, espinel
  • Tauro: esmeralda, topacio, agua marina, diamante, lapislázuli, cuarzo rosa, ojo de tigre, turmalina
  • Géminis: turmalina, ágata, aguamarina, turmalina verde, zafiro, apatita, ojo de tigre, topacio
  • Cáncer: piedra luna, ámbar, turmalina, calcita, calcedonia, ágata, ópalo, turmalina rosa
  • Leo: ojo de gato o de tigre, rubí, cornalina, citrino, esmeralda, turmalina verde, obsidiana, topacio, turquesa
  • Virgo: peridoto, amazonita, ámbar, topacio azul, citrino, granate, cuarzo rutilado
  • Libra: zafiro, ópalo, aventurina, crisolita, turmalina verde, jade, lapislázuli, obsidiana, piedra de luna, topacio
  • Escorpio: topacio, aguamarina, lágrima apache, esmeralda, turmalina verde, rubí, turquesa
  • Sagitario: topacio, turquesa, amatista, ágata azul, calcedonia, esmeralda, granate, turmalina verde, piedra de luna, rubí
  • Capricornio: Azabache, ónice, turmalina verde, turmalina, cuarzo, rubí, cuarzo ahumado, turquesa
  • Acuario: aguamarina, amatista, ámbar, celestina azul, obsidiana azul, fluorita, magnetita, piedra luna
  • Piscis: piedra de luna, amatista, aguamarina, ágata azul, turquesa, piedra del sol, fluorita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *